Bachillerato General por Competencias
- La comprensión de la naturaleza

Submenú

La comprensión de la naturaleza pretende una formación integral del individuo, desde su relación con la naturaleza y la sociedad, los avances de la ciencia y la tecnología, y las repercusiones que éstos tienen en el medio ambiente. Se considera la utilización de diferentes recursos que propician el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, como uno de los medios para acceder al conocimiento. Se hace hincapié en las actitudes que generan la creatividad y el pensamiento crítico; la solución de problemas; la toma de decisiones; el manejo y la sistematización de la información, que contribuyen a alcanzar una mayor calidad de vida y un desarrollo sustentable, con base en un marco ético y de valores.En este sentido, toman relevancia las competencias transversales en la formación integral del estudiante. Por el carácter experimental de las ciencias que integran los contenidos y las competencias, el método científico será la guía de la experimentación. Un punto central es el de conservar el carácter empírico, metodológico, abstracto y social de la ciencia.Estos aspectos serán el punto de partida para que los estudiantes construyan las ideas científicas a través de observaciones, experimentos, análisis y discusiones. Los experimentos deben ser ligados a dos aspectos fundamentales: conexión rigurosa con la realidad y con los métodos de indagación.

La naturaleza de la competencia establece un vínculo indisoluble entre varios campos disciplinares como la química, la física y la biología. La caracterización de un problema, fenómeno o proceso analizado desde diferentes aristas y de forma interdisciplinaria, coadyuva a imprimirles un significado acorde con su contexto.

Los fenómenos objeto de aprendizaje se organizan en tres competencias específicas, de acuerdo con el tipo de capacidad de pensamiento predominante que se requiere para desarrollar el pensamiento científico:

I. Descripción, explicación y predicción de los fenómenos de la naturaleza.
II. Indagación y experimentación.
III. Interpretación de evidencias y conclusiones científicas.

La formación científica, que es un objetivo clave de la educación en los ámbitos internacional y local, debe lograrse en el nivel medio superior, aún cuando los estudiantes no continúen estudios de nivel superior.

La importancia de esta competencia se justifica porque está directamente relacionada con la capacidad de pensar en un mundo en el que la ciencia y la tecnología influyen en nuestras vidas.